15 septiembre, 2013

Conference Time

Me gustaría contaros un poco que tal me han ido los días que he pasado fuera. Asistí al congreso de Pseudomonas en su 14 edición celebrado en Lausanne, Suiza. Pero no solo os quiero contar algunas de las últimas novedades sobre microbiología en general y sobre Pseudomonas en particular, sino que me gustaría acercaros algunas de mis reflexiones y experiencias al respecto... y eso incluye contaros mis vacaciones... de modo que paciencia. 




Preparación previa al congreso y problemas económicos

Asistir a un congreso pocas veces sale barato. Tienes que pagar la inscripción al congreso, el vuelo, la estancia, comida, etc. ¿Y quien paga todo eso? Pues en principio se paga de los proyectos científicos (porque la difusión de resultados es parte de nuestro trabajo y nuestra formación) y de los presupuestos generales del CSIC (en mi caso, porque trabajo en el CSIC). En el caso de los estudiantes la inscripción sale un poco mas barata (450 francos suizos, unos 380 euros) que si eres investigador o profesor (Unos 650 francos para este congreso) por los cinco días de congreso. Un vuelo barato a Ginebra ronda los 180-250 euros y la estancia en un hotel... mejor ni hablamos. En Suiza sale extremadamente caro. En mi caso compartimos habitación 3 compañer@s... y las 5 noches nos salieron por cerca de 1700 euros (un hachazo para cualquier economía becarial). 

En principio, el modus operandi del pago de estas cosas se realiza a través de una agencia (por ejemplo, el corte inglés). La persona en cuestión que va de congreso pide una orden de servicio para salir X días, con esa orden se hace la reserva del vuelo y el hotel en la agencia que tenga acuerdos con el CSIC y el pago se realiza a través de ellos. VENTAJA - La persona en cuestión, véase el becario de turno, no tiene que adelantar dinero. Solo se paga la comida y a la vuelta se le ingresan las dietas y dinero de transporte (el coche o bus para llegar hasta el aeropuerto). INCONVENIENTE - Siempre sale mas caro hacer estas cosa por agencia que por uno mismo... pero si uno mismo se reserva las cosas... tiene que adelantar el dinero y luego esperar a que el CSIC se lo ingrese. No seria un problema si no estuviéramos en la situación que estamos. El CSIC necesita un rescate pero ya. Solo se están pagando cosas de una bolsa de contingencias comunes para los proyectos que acaban este año... a los demás les toca esperar. En mi caso, gasolina del coche (en el que nos fuimos los tres compañeros (El parking no lo pagan) y dietas... no se me pagarán hasta el año que viene (si se puede) porque mi proyecto acaba en 2014. 

El viaje

Nosotros, como buenas personas que somos nos pillamos un vuelo de jueves a jueves (que sale mucho mas barato), pero el congreso empezaba el sábado... ¿Qué hacemos mientras? pues nos vamos a Lyon (que pilla muy cerquita en tren y es mas barato que dormir en Ginebra) un día y medio... como medida de ahorro y de cuenta propia. De modo que de Granada a Málaga, dejamos el coche en un parking de fuera del aeropuerto que nos cuidaban el cochecito leré por 31 euros la semana y encima te llevan al aeropuerto en un mini bus muy chulo. Vuelo Málaga-Ginebra... pero nosotros aún no bebimos nada. Tren Ginebra-Lyon, unas vistas impresionantes y todo verde. 

Abadía en la colina de Fourvière vista desde el vieux Lyon



Teatro romano en la colina de Fourvière. Lyon fue fundada en esta colina como una colonia romana en el año 43 a.c, por Lucio Munacio Planco, en el lugar donde anteriormente se encontrada una fortificación celta denominada lugdunum


Fuente de los ríos (realizada por Bertholdi en 1889) en la Place des Terraux

Lyon, ciudad donde se criaran los hermanos Lumière, inventores del proyectos cinematográfico. 


Flamencos y jardín botánico en el Parc de la Tête d´Or. No se pueden ir de Lyon sin visitar este fantástico parque. Merece mucho la pena. 

De estos días solo me gustaría destacar un par de cosas. La primera es que los franceses parecen mucho mas amables de lo que son, tuvimos un par de encontronazos con los camareros de los restaurantes. La segunda, es que creo que la cocina francesa se ha quedado muy atrasada en cuanto a servicio y protocolo. Siguen sirviendo los platos calientes como no hay dios que los toque, como consecuencia tienen que coger los platos con servilletas de tela que te meten en todo el platazo y cuando no se queman ellos, te queman a ti. Siguen presentando los platos con mil nombres complejos que al final no significan mas que..."Te cobro 10 euros mas por inventarme un nombre" y salsean demasiado todo.

Anécdota - Entramos a desayunar a un bar, no pedimos un tipical "Café au lait" in the plaza mayor of Lyon, y al preguntar por algo para comer, el camarero nos recomienda literalmente lo siguiente -"Crunchy blé brut et Dairy Queen fruits confits prêt à cuire décision"- Algo así como un crujiente de trigo crudo con una cama láctea y una selección de fruta confitada a  decisión del cocinero (Perdonad mi francés... no lo practico desde hace mucho tiempo). ¿Esto en castellano que es? Pues una rebanada de pan blanco sin tostar con mantequilla y mermelada de melocotón. Nuestra cara fue tal que la siguiente. Sobretodo porque nos soplaron 5 euritos por la broma. Menuda cara de guiris debíamos tener macho. 


Después de todo un día en la maravillosa ciudad de Lyon, tocaba cena tranquila (con platos de nombre irrepetible) vuelta al hotel, un ratio de spa y a dormir (Al lado de las vías del tren..... por eso un hotel de 4 estrellas y con spa costaba tan barato... algo tenía que pasar). 

Sábado 7, rumbo al congreso

Llegamos a Lausanne como a las 15:30 horas y observamos dos cosas: La primera es que en Suiza se come muy temprano y a esa hora no hay abiertos mas que tiendas de "Chawarmas" (que se dice en mi tierra). La segunda es que los precios de las cosas están a mas del doble que en nuestro país de origen... un Chawarma con una cocacola... 18.50 francos (15 euros). 

Tras dejar las cosas en el hotel, nos vamos corriendo en dirección a la universidad de Lausanne, facultad de antropología. Situada a las afueras de la ciudad, se trata de uno de esos campus de ensueño donde todo es verde y adaptado a la vida universitaria. Dentro de las propias facultades hay negocios de todo tipo a precios irrisorios para poder servir a los universitarios (Aún así, precios similares a España... pero ya algo más normal para la economía de un estudiante). 

Recogemos nuestro libro de Abstract (un libro gordito donde te aparece toda la organización e información esencial para seguir el congreso. Programa de conferencias, resúmenes de charlas, resúmenes de póster, etc), colgamos nuestro póster (que maravilla poder imprimir tu póster en tela... es mucho más fácil de andar con el) en el sitio asignado y nos metemos a la inauguración (mentira... no llegamos, nos perdimos la ceremonia de apertura y la mitad de la primera charla, pero porque el metro en Lausanne no es lo que se dice un metro rápido ni mucho menos).

Lo primero que me llamó la atención del programa fue que la representación española, si bien ha sido muy abundante tanto en conferencias como en póster y asistentes... la mayoría del personal venía del CSIC y casi nadie de la universidad. No sé exactamente a que atribuir este hecho. O bien no hay gente trabajando en Pseudomonas en la universidad (falso, porque si los hay) o bien las universidades están tan faltas de financiación y proyectos que no se permiten el lujo necesario de asistir a un congreso. 

Primeras charlas

El programa de conferencias de un congreso puede ser, y de hecho lo es, agotador. Hasta 16 ponentes por día y una sesión de póster se pueden suceder en la palestra de presentación. Generalmente no todas las charlas te interesan o te gustan... pero cuando un congreso va sobre "Pseudomonas" y trabajas con biología molecular y metabolismo de "Pseudomonas" son pocas las charlas que no te llaman la atención. Sin embargo el primer día suele ser muy liviano y solo se imparten un par de charlas que suelen ser amenas. 

Abrió la mesa Dieter Haas, profesor investigador de la Universidad de Lausanne y organizador principal del congreso en esta edición. Dio la palabra al Chair de la sesión (Algo así como el moderador) Stephen Lory, de la Harvard Medical School de Boston. Las dos primeras conferencias fueron un buen ejemplo de lo que sería el resto del congreso. Una charla sobre metabolismo y medio ambiente y otra sobre inmunología y patogénesis impartidas por dos investigadores jóvenes. La primera fue Dianne K. Newman, del instituto de tecnología de California que nos habló sobre los cambios de color que ocurren en los cultivos de Pseudomonas aeruginosa. El segundo fue David S. Guttman, de la Universidad de Toronto, con una conferencia sobre el reconocimiento inmune a lo largo de la evolución de patógenos mediante señales moleculares. 

Os cuento un poco sobre la charla de Dianne y os dejo ya tranquilos por hoy. 

Pseudomonas aeruginosa puede cambiar de color cuando es cultivada bajo diferentes condiciones. Estos cambios de color se deben a compuestos del grupo de las Metilphenazinas. Algunos de los más importantes son las Pyocyaninas, un compuesto tóxico. Se trata de metabolitos que provienen del metabolismo secundario, es decir, de un metabolismo que no es esencial para la vida pero que si les ayuda a adaptarse al medio en el que viven. Estos compuestos tienen la capacidad de oxidar y reducir otras moléculas haciendo a la bacteria mas competitiva en un medio determinado y matando tanto a otro microorganismos como a células de mamíferos (Por ejemplo células pulmonares en el caso de infecciones que producen fibrosis quística. No confundir con la fibrosis cística, una enfermedad genética causada por un defecto en un gen de cromosoma 7)
Diferentes mutantes tienen diferentes colores

Ruta de síntesis metabólica de Pyocyaninas en Pseudomonas aeruginosa


A modo de resumen, estos compuestos ayudan a sobrevivir a Pseudomonas aeruginosa en condiciones en las que sin ellas no podrían hacerlo, consiguiendo energía en condiciones redox que no les son favorables. De ahí que durante mucho tiempo, la ruta de síntesis y la exportación de phenazinas haya sido una diana terapéutica contra las infecciones oportunistas por estos microorganismo. 

Lo dejo por hoy, espero que sea interesante este tema y en otra ocasión os cuento un poco más acerca de Pseudomonas y su interesante mundo metabólico. 


04 septiembre, 2013

¡Hola Pseudomona!, ¿Nos tomamos un café?

Las bacterias son increíbles. Son los organismos mas ancianos sobre la faz de la tierra (Bueno, este tipo de microorganismo... porque cada bacteria puede vivir poco tiempo antes de dividirse o morir) y se puede considerar que son inmortales, porque toda bacteria proviene de la división de otra bacteria, de modo que de alguna forma nunca mueren y siempre hay un linaje vivo. Se mueven de mil formas distintas (Movimiento Bacteriano), sintetizan miles de compuestos increíbles, sobreviven en los ambientes mas extremos (Entradas al respecto in Jindetres aquíaquí y aquí) y nos surten de maravillas científicas, curiosidades, moléculas y herramientas (Y en mi caso me da curro... pero eso es lo de menos). 

Hoy me gustaría contarles algo curioso, ¡Si, mas curioso todavía!. Había estudiado bacterias que respiran hierro, comen petróleo y secretan colonia (Otro día os lo cuento), pero ¿Bacterias que tomen café?.


Por aquí os pongo el artículo, que no es gran cosa de artículo, pero es curioso al menos"  Isolation and characterization of caffeine degrading bacteria from West Karnataka, India

¡Echaaaa bacteria que entra en el bar y dicheee. "-¡¡¡Camareroooooo!!! - ¡Que! -¡Una de pasta! - ¿Una de pasta? -
- Pero, PASTA YA DE TANTA TONTERÍAAAAA, HOY VOY A IR AL GRANO, TE VOY A METER MANO..
.


Estos investigadores aislaron bacterias desde hojas, frutos y tierras de cultivo de café y las cultivaron en medios selectivos enriquecidos en cafeína. De todas las que crecieron, picaron las que crecían mas rápido e hicieron una caracterización fisiológica, fenotípica y enzimática. Con estos medios (que no son los más adecuados, ya que se podría haber hecho una caracterización genética en base a 16S o a genes específicos de género) llegaron a la conclusión de que se trataba de bacterias de los géneros Brevibacterium spp. y Pseudomonas spp. 

Estas bacterias llegaron a crecer bien a concentraciones de entre 2 y 8 g/L de cafeína. Cantidades mas que considerables teniendo en cuenta que la caféina es tóxica para la mayoría de las bacterias y otros organismos. Sin embargo, Yamoka-Yano and Mazzafera, 1999 ya aislaron una cepa de Pseudomonas putida capaz de degradar cafeína a razón de 0.3 g/l/h. Esta cepa además era capaz de resistir concentraciones de hasta 20g/L, con lo que la única novedad es que han conseguido aislar otras bacterias que no solo viven en suelo. 

1,3,7-trimetil-1H-purina-2,6(3H,7H)-diona o bien 1,3,7-Trimetilxantina, mas conocida como cafeína

Un suelo con altas concentraciones de caféina puede ser un problema en suelos que se quieran utilizar para el cultivo de otras especies puesto que la cafeína puede inhibir la germinación de semillas. Además, si se quieren utilizar los productos de desecho y desbrozado de las plantaciones de cafetales como forraje de animales, sería necesario proceder a descafeinar el forraje. Por tanto, conocer bacterias capaces de hacer esto puede ser de utilidad directa. 


En fin, las bacterias no dejarán de sorprenderme nunca. Para finalizar os dejo un par de enlaces. El primero es un enlace a una cultura desconocida, la cultura del café, creada por el mismísimo Dr. Litos

Y por otro lado os dejo una página de un barista profesional que nos puede enseñar a disfrutar con algo más de criterio de un buen café. Se trata de Francisco González y su página Thomas Coffee Corner